AUTOPISTA CONCESIONARIA ASTUR-LEONESA (AP-66)
Este sitio web usa cookies y otras tecnologías de seguimiento
Si no está de acuerdo puede impedirlo cambiando la configuración de su navegador o abandonando esta web. Si continua navegando por esta página o por el resto de páginas de este sitio entendemos que usted acepta su uso. Más información

TÚNELES

Imagen TÚNELES

Una de las características singulares de la Autopista Astur-Leonesa es el elevado número y longitud de los túneles que forman parte de su trazado, catorce túneles, con una longitud total de 16,9 kilómetros.

Elementos de seguridad

Las instalaciones de cada túnel varían en función de su longitud. Todos tienen al menos un equipamiento standard suficiente, que incluye señalización por semáforos, iluminación, postes SOS y monitorización por vídeo.

En los túneles de mayor longitud, se han incorporado además otras instalaciones tales como ventilación, controles específicos de ambiente y de estado de cada subsistema, así como las de los procesos de puesta en marcha y parada de cada uno de los mecanismos instalados.

EL túnel de El Negrón, dada su mayor longitud cuenta, además de las características señaladas, con un sistema de detección de incidencias por visión y de detección de incendios de forma continuada.

Seguridad en túneles
Entrada y salida El Negron

Iluminación y ventilación

La iluminación y ventilación son dos tipos de instalaciones fundamentales y claves en la seguridad de túneles de mediana o gran longitud.

El alumbrado interior de túneles tiene el propósito de asegurar que el tráfico, diurno y nocturno, pueda aproximarse, circular y salir del túnel con normalidad a la velocidad permitida, con el mismo grado de seguridad y confort que en cualquier otro tramo.

En lo que se refiere a la ventilación, se aplican diferentes modalidades de ventilación en los túneles de la autopista adaptándose a los requerimientos de la longitud de los túneles, del tráfico que soportan, de la pendiente, etc., y es, sin lugar a duda alguna, un aspecto fundamental para la seguridad de los usuarios.

Con el fin de conocer en todo momento las condiciones de visibilidad y el nivel de monóxido de carbono, así como la velocidad y dirección del aire en el interior de los túneles, se dispone de sensores y captadores a lo largo de los túneles con ventilación, para su automática puesta en marcha cuando las condiciones lo requieran, garantizando al usuario la confortabilidad necesaria.

Señalización de túnel